martes, 13 de diciembre de 2016

A vista de pájaro

Muy buenas a tod@s, aprovechando el día de descanso debido a la festividad de La Inmaculada, los alpinos decidimos hacer una ruta, planeando esta con una semana de antelación (es mucho decir para nosotros).

Tuvimos algunas dudas puesto que queríamos una no muy alejada de Oviedo pero que mereciese la pena por lo que nos decidimos por el concejo de Piloña para afrontar la subida al Pico Vízcares. Una ruta circular que comenzaríamos en el área recreativa de La Pesanca.



En principio seríamos cuatro los alpinos que nos animábamos, con numerosas bajas respecto a la ruta realizada un año antes visitando el Gamoniteiru. Pero como dice el refrán “al cocer siempre mengua” y se iban a caer dos más el mismo día  por diferentes motivos que no queremos comentar… zzz


La expedición quedaría completada por los hermanos Collada (muy experimentados en las montañas leonesas) y por “el fotógrafo profesional” siempre cerrando el grupo para lograr las mejores instantáneas.

Una pequeña ardilla nos daba la bienvenida al área recreativa de La Pesanca.


Parecía que el día nos iba a acompañar y comenzamos a caminar sobre las 10:30 siempre por el margen derecho del río Infierno y sin desviarnos hasta llegar a un pequeño puente de madera situado aproximadamente a 2km del punto de partida. Para asegurarnos que el desvío era el correcto preguntamos a una pareja que llevábamos tras nosotros e iríamos viendo a lo largo de la marcha en varias ocasiones.

Una vez que dejamos atrás el puente Degoes continuaríamos con la subida que poco a poco se iba haciendo más pronunciada y en algunos tramos salvaríamos un gran desnivel en muy pocos metros.

El sol comenzaba a asomar y nos obligaba a realizar parada para quitar abrigo ya que la subida exigía algo de esfuerzo

Al kilómetro nos encontramos otro puente, en el cual comienza una pista hacia la majada Cureñu.




Puente que cruza el arroyo de la Estaquera.
Tras atravesar bosque y una pista de tierra nos acercábamos a la majada Cureñu, necesitábamos un poco de descanso y coger algo de fuerzas para afrontar una nueva subida.

Comiendo el chocolatín para seguir con nuestro camino.


Nuestro próximo objetivo sería el collau Traslafuente (muy obvio el nombre), este collau está a 1.050m y ya ofrece unas vistas muy guapas del parque Natural de Ponga.

Vistas desde el Collau Traslafuente.

En este collau tomaremos un desvío a la izquierda marcado bastante bien lo que hizo que hasta el momento no nos hubiéramos perdido, algo raro estaba pasando porque no podía ir todo tan bien.

Ahora nos tocaría crestear y así lo indicaban las marcas de pintura, así que a disfrutar de la ascensión aunque el pico Vízcares todavía seguía escondido pero se intuía.

Subiendo hacia la cresta.

Como se puede apreciar en esta última fotografía el alpino Nacho hace gala de su gran estado físico demostrando que está hecho para esto, lo del Bodón ya es agua pasada...

A pesar de la semana soleada que tuvimos aún podíamos ver algo de nieve.

Aún no hemos llegado al Pico Vízcares y las vistas son impresionantes.

Tras bordear un poco el Pico Cabezu por fín podemos ver el Vízcares, ya estamos al lado y vemos a algún montañero subirlo por donde nosotros tenemos pensado realizar el descenso.


Y por fin llegamos al Pico Vízacres con sus 1421 metros y tras casi 10 km de marcha, una buena hora para disfrutar de sus vistas y comer el bocata. En la cima nos encontramos a montañeros muy experimentados que conocían muchos de las numerosas cimas que se  presentaban ante nosotros.

Gracias a que el cielo estaba despejado se puede decir que es una de las cimas que mejores vistas nos ha ofrecido hasta el momento.

Representación alpina en el Pico

Buen estreno de la camiseta (gracias a Luisito por su diseño)

La cantera haciendo uso del buzón de cumbres

Y aquí los cinco intrépidos aventureros.

Pero no podíamos quedarnos todo lo que quisiéramos en la cima y tocaba el descenso, tomamos el chupito, recogemos bártulos y a descender.

En este caso el descenso sería por un sitio diferente a la subida y más directo en dirección a un bosque de hayedos que veíamos desde lo alto.

Dany tirando del carro en la bajada. 
Bajada hacia el hayedo.



Tras un duro descenso que nos dejó tocadas las rodillas y las puntas de los pies nos adentrábamos en el largo bosque, este tramo es conocido como "La Directísima" y descendemos unos 900 metros en apenas 2 km.

Alguna preguntándose "¿Cuándo acaba el bosque?"
Y otros haciendo el mono más de la cuenta...

Cuando atravesamos el bosque llegamos a una cabaña abandonada, al igual que el cadáver de un jabalí que nos encontramos tras llegar a unas cabañas más nuevas.




La bajada comenzaba a pasar factura y aunque no resultó una ruta muy difícil ya teníamos ganas de llegar al aparcamiento, fue entonces cuando emergió ante nosotros un todo terreno, no nos lo podíamos creer y tras examinarlo comprobamos que no arrancaba. Con lo que no contábamos es que en el grupo había un joven pero experimentado mecánico que tras unos arreglillos y hacer un puente puso en marcha la máquina que nos llevaría a la Pesanca.

Pa la foto ta guapo pero sería más guapo no encontrar nada de esto por el monte.

Un pinchazo nos hizo continuar el último tramo a pie y así concluir la ruta sobre las 16:30.

Puente del área Recreativa de la Pesanca.


  

Características de la ruta:

  • Inicio y fin: Área recreativa de la Pesanca. Piloña. Infiesto
  • Dificultad: Media.
  • Tiempo total: 6 horas aproximadamente con varias paradas  Tiempo de subida: 3 horas. 
  • Tiempo de bajada: 2 horas
  • Desnivel acumulado: Unos 1.330 m. de subida y otros tantos aproximamente de bajada
  • Pendiente media: Sobre un 16%
  • Distancia recorrida: Unos 13.5 Kms
  • Recorrido: Área de la Pesanca-->Muñizón-->Majada Cureñu-->Collado Traslafuente-->Vízcares-->Vallina Luiña-->Majada Begoes-->Muñizón-->Área de la Pesanca
Fuente: visitarasturias.blogspot.com.es

Una ruta muy entretenida con unas vistas increíbles si el tiempo lo permite. Habrá que repetirla  más adelante en el otro sentido y con la presencia de unos cuantos alpinos más. .




Y como diría Camilo...: 

"En la vida como en las montañas,hay que pisar sobre seguro pero disfrutando a cada paso."

No hay comentarios:

Publicar un comentario